Química no sólo entre los Peces

En un acuario hay mucha química, y no sólo entre los peces.

Química ENTRE Peces
Química ENTRE Peces

Existen muchos factores en el mundo de la acuariofilia a tener en cuenta si queremos tener éxito en este apasionante hobbie. Para ello, es necesario sacar el lado científico que todos llevamos dentro. Y comprender lo que tenemos entre manos. Eso sí, si buscas una guía, hay mil páginas en internet; aquí sólo trataremos la parte divertida para aquellos que quieran iniciarse en, o comprender, el mundo del acuario.

Concretamente un acuario se trata de un sistema cerrado dónde, evidentemente, la mayor parte es agua. ¿Y dónde está la química? En todo lo que la rodea (incluyéndola):

  • Temperatura
  • pH
  • Dureza
  • Salinidad
  • Ciclo del Nitrógeno.

Veámoslo paso por paso:

Temperatura y Peces

Los peces son seres de sangre fría. Regulan su temperatura igualándola con la del medio exterior. Esta interviene decisivamente en las reacciones químicas y por tanto en la mayoría de procesos bioquímicos.

Una temperatura elevada puede acelerar el metabolismo de nuestros peces y bacterias, reduciendo su vida así como la calidad de la misma. Una temperatura demasiado baja dará lugar a insuficiencia energética en los ciclos vitales. ¡Siempre debemos tener una temperatura constante! Los cambios deben ser suaves y controlados en las épocas de invierno y verano.

Variaciones de Temperatura for Dummies
Variaciones de Temperatura for Dummies

pH

El pH indica básicamente si el agua es ácida, alcalina o neutra. Si el pH es de 7, se dice que es neutra. Si está por debajo de 7 es ácida. Si el pH es superior a 7 es básica o alcalina.

Aunque no es un dato muy extendido, realmente el agua no está formada por moléculas de H2O. Es una suma de H2O, iones hidroxilo (OH) e iones hidrógeno (H+). Son las proporciones en las que se encuentren éstos últimos lo que determina el pH. Predomina el hidroxilo en el medio básico y el hidronio en el ácido.

El pH es una medida logarítmica que va de 0 a 14, lo que significa que un punto de pH equivale a una concentración diez veces mayor o menor que la anterior o posterior. Por lo tanto podemos deducir que entre pH 6 y pH 7 hay una enorme diferencia. Si lo piensas, tus peces, que son animales sensibles ya que viven y respiran el medio, lo notan más aún.

Todo ser vivo a nivel celular consigue un óptimo rendimiento metabólico a un determinado pH. Por ello es muy importante que cuando se añada un pez a nuestro acuario, tengamos la medida de pH del anterior y del nuevo para intentar que sean semejantes. De éste modo no elevaremos el nivel de estrés de nuestras nuevas mascotas. Ni el del dueño, con suerte.

Escala de pH
Escala de pH

Dureza

La dureza puede entenderse como la cantidad de sales o minerales de Calcio y Magnesio que contiene el agua de nuestro acuario. O el agua en general. De ahí la cal de los grifos.

La presencia o ausencia de éstos componentes afecta directamente a la salud de los peces. Está relacionada con la cantidad de calcio contenida en la sangre.

Cuando se trata de la cantidad de minerales presentes, hablamos de la dureza permanente (ºGH). Éste parámetro mide la cantidad de iones calcio (Ca2+) y magnesio (Mg2+) que se pueden encontrar en el agua. Éstos iones están relacionados con la disolución de rocas donde el carbonato (CO32-), sulfato (SO42-) o clorato (Cl) liberan los iones al medio.

Cuando hablamos del número de sales presentes en un acuario, nos referimos a la dureza temporal (ºKH) o de carbonatos. Como ya hemos podido deducir de la frase anterior, está relacionado con la presencia de iones carbonato (CO32-) o bicarbonato (HCO3) disueltos en el agua.

Dicho esto, no sería de extrañar que algún lector aventajado sepa lo que significa la presencia de dichos iones en agua: los carbonatos/bicarbonatos van regular, y controlar las variaciones que produzcan en el pH del agua actuando como un sistema tampón.

Por ello, se trata de un parámetro que en cantidades controladas puede servirnos para mantener un pH estable y servir de escudo, evitando cambios bruscos en caso de que se te “esturree” ácido sulfúrico en el acuario (si os sucediese, contádmelo pues tendríais toda mi atención).

La suma de la dureza temporal y permanente se expresa como dureza total (ºdH), y nos sirve para determinar si el agua es de carácter blando o duro.

Dureza General de Aguas
Dureza General de Aguas

Salinidad

La salinidad de un agua se debe a la concentración de sales de Sodio y Potasio, principalmente. No hay aguas dulces persé. Hay aguas con poca concentración de sales alcalinas. Pero tampoco vamos a hundir los coloquialismos. En comparación, es mas dulce. Menos salada.

Al igual que nosotros notamos la diferencia lo suficiente para diferenciar agua salada de dulce, los peces, aún más. No solo la beben; viven en ella. Una especie de agua dulce no puede vivir en un medio salino. Al igual que una especie de agua salada no puede sobrevivir en aguas dulces.

Excepto los peces diádromos. Unos mutantes que son capaces de vivir en aguas dulces y saladas. Como los salmones y las anguilas. Pero son excepciones (muy suculentas) que no se aplican a peces de acuario.

Los cambios de salinidad afectan a la homeostasis de los organismos acuaticos. Nuestras células intercambian sales y fluidos mediante ósmosis. Estas celulas, por evolución, han desarrollado características propias. Los peces de agua salada intecambian liquido por ósmosis y lo vuelven a tomar “bebiendo” agua. Los peces de agua dulce toman sales por difusión desde el agua.

Con el estreno de Finding Nemo, miles de peces payaso fueron comprados por padres complacientes para sus hijos. Pero usaron agua del grifo para sus peceras. No vieron que la película se daba EN EL MAR. Que la pecera del dentista era de peces tropicales y de AGUA SALADA. Y que nos cantaban BEYOND THE SEA en la banda sonora. Asi que murieron en masa. Y pusieron en peligro a la especie.

Acudid a un especialista para saber qué tipo de agua y que peces usar para vuestro acuario.

Los elementos del ciclo del nitrógeno

Por último, pero no menos importante, vamos a hablar de la pieza clave del acuario: el ciclo del nitrógeno. Es necesario comprender la importancia del ciclo del nitrógeno, pues su desconocimiento es la mayor causa de fracaso cuando se empieza con la acuariofilia.

Es común al empezar escuchar decir a tu amigo el que entiende de acuarios cicla el acuario un mes sin peces. Realmente tiene la mejor de sus intenciones. Este ciclo es un equilibrio necesario para evitar la acumulación de deshechos y restos de comida que se producen en un acuario y que generan amoníaco (NH3).

Si los niveles de amoníaco no se controlan, dará lugar a una muerte prematura de nuestros peces por intoxicación.

Si en el caso contrario tenemos un ciclo del nitrógeno funcionando correctamente, el amoníaco será procesado de forma que tendremos un ecosistema prácticamente autónomo.

Éste proceso está compuesto de tres etapas principales:

  • Presencia de amoníaco: comienza con la introducción del amoníaco (restos de comida cuando iniciamos un ciclo) o el que desprenden los deshechos de los peces. La presencia de esta sustancia estimula la proliferación de las bacterias (llamadas nitrosomas). Dichas colonias de bacterias se forman en los materiales porosos (el material cerámico que contienen los filtros). Su crecimiento se ve favorecido con corrientes de agua.
  • Amoníaco ⇒ Nitritos: Las bacterias oxidan el amoníaco y convierten en nitritos (NO2). Tóxico también, pero menos peligroso que el amoníaco.
  • Nitritos ⇒ Nitratos: En esta última fase las nitrosomas transforman los nitritos en nitratos (NO3). Estos pueden ser eliminados con cambios parciales de agua periódicos.  En el caso de contar con plantas en nuestro acuario, estaremos de suerte pues se trata del eslabón que puede completar nuestro ciclo del nitrógeno. Al transformar los nitratos en nitrógeno (N2) y oxígeno (O2) gaseoso, las plantas lo liberan a la atmósfera y oxigenan a nuestros peces de paso.
Ciclo del Nitrógeno
Ciclo del Nitrógeno

Por todo lo que hemos visto, es fácil deducir que la acuariofilia es un mundo más complejo que agua y peces. Se trata de un equilibrio donde el conocimiento de química es necesario para disfrutar de tu acuario, o visto de otra forma, es un hobbie donde tu acuario te enseñará química una forma muy emocionante.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram
LinkedIn