La Guerra (no tan) Fría de los Transgénicos

Desde hace unos años, existe una guerra abierta entre los que están a favor y en contra de los transgénicos. Guerra que nos ha pillado en medio a los consumidores.

Pero, ¿qué es un transgénico? Gracias por preguntarme, voces de mi cabeza.

Probablemente, la fuente de información más famosa sobre genes y modificación genética que tenemos sea ésta:

LO QUE SABÉIS DEL ADN Y LOS TRANSGÉNICOS
El ADN animado de Jurassic Park educa y divierte. Pero no educaba demasiado.

Empecemos, por tanto, por el principio.

Genes y el Traductor de Google

La unidad mínima de vida en la que los seres vivos se componen es la célula. Puede ser una célula de un tejido o puede ser una bacteria. En el núcleo encontramos los cromosomas, estructuras organizadas formadas por proteínas y ADN. En el ADN están las instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos y algunos virus. ¿Cómo se dan las instrucciones? Ciertas partes del ADN, llamadas genes, se transcriben en ARN (el primo pobre del ADN) y se traducen en productos funcionales, como proteínas con diferentes funciones. El conjunto de genes, o genoma, almacena la información del individuo y la transmite a los descendientes.

GEN

Imaginemos que estamos leyendo un texto en inglés, y no entendemos una palabra en concreto. Abrimos el traductor de Google. Porque es así, lo hacemos. Introducimos la palabra con un error (a lo mejor escribimos sway en vez de stay). Esto hace que el texto que nos llega esté mal traducido, ya que en lugar de permanecer hemos traducido balancearse. Esto implica que la información final es errónea y, o no tiene sentido,o tiene sentido pero no es la información original. Es el resultado de un problema metabólico o una mutación genética.

Ahora, siguiendo la analogía, cambiamos la traducción del texto a propósito. Esto es la ingeniería genética.

¿Qué es un Transgénico?

Si los genes caracterizan al individuo, un Organismo Genéticamente Modificado (OGM) es un individuo (sea planta, animal o bacteria) que contiene un gen que no le corresponde. Puede provenir de otra variedad, por ejemplo un cruce de vacas lecheras, o de otra especie, como la inserción de los genes de un diplodocus en una rana (gracias Spielberg por el ejemplo). Ésto último, de ciencia-ficción.

La realidad se parece más a usar el gen de un hongo  en el metabolismo de un frutal para que sea resistente a la sequía. El caso del traspaso de un gen de una especie a otra diferente crea un transgénico, y se obtienen con la finalidad de mejorar una especie para el beneficio del ser humano. No se intentan crear aberraciones de la naturaleza.

EPI Y BLAS
Necesitamos tener información fiable sobre transgénicos.

Ingeniería Genética: De las Cabras Neolíticas al Laboratorio del Dr. Henry Wu

La ingeniería genética comienza con la domesticación de animales y plantas. Imaginaos un humano primitivo. Acaba de domesticar a las cabras. Pero tiene dos clases: unas cabras que dan mucha, mucha leche, y otras tan secas como el ojo de un tuerto. Pero (siempre hay un pero), las cabras que dan leche son menos longevas, y las  cabras que no dan leche son resistentes a las inclemencias meteorológicas y las enfermedades.

Por eso, como hombre prehistórico puedo pensar que si cruzo las dos razas, puedo tener 3 resultados posibles:

  1. Todas las cabras descendientes serán resistentes y buenas productoras de leche.
  2. Ninguna cabra descendiente será resistentes o buena productora de leche.
  3. Las cabras descendientes serán resistentes o buenas productoras de leche.

Conforme aparecen crías productoras y resistentes, se hace el cruce con éstas cabras. Lo mismo ocurre con otros animales y plantas domesticados. Incluso algunos se cruzan con su agriotipo (su animal salvaje original) para recuperar ciertas características. Como se hacen con los perros y los lobos.

Así comienza la ingeniería genética. Aún hoy existen esquemas de cruzamiento predeterminado para los ganaderos.

GANADO
Cruzamiento Tradicional

Después llegaría un monje agustino al que nadie hizo demasiado caso, y que sentó las bases del las genética: las Leyes de Mendel. Luego vino el descubrimiento del ADN, su estructura (gracias a Rosalind Franklin, Watson y Creek), el mecanismo de replicación y traducción, la secuenciación del ADN con el Proyecto Genoma y el avance en la ingeniería genética, entre los que se encuentran los OGM’s y los transgénicos. Así resumo yo 200 años de investigación genética en 2 líneas (de nada).

¿Qué beneficios tiene un transgénico frente al cruce tradicional? Que se hereda la característica deseada de un individuo, que no tiene que ser de la misma especie que el individuo descendiente, para mejorar las propiedades de éste. Y no se heredan genes indeseados alrededor del gen de interés.

El primer ejemplo es la síntesis industrial de insulina, que salva la vida a millones de diabéticos insertando el gen humano encargado de producirla, en bacterias. Anteriormente se realizaba extrayendo la insulina de cerdos, lo que causaba rechazos y otros problemas.

Una bacteria es un ser simple. Pero con el tiempo se ha dado el salto a organismos complejos, principalmente en las plantas y cultivos. Se intenta mejorar su resistencia a condiciones adversas, como sequías y plagas, su contenido nutricional o retrasar su maduración. Los cereales son más resistentes a herbicidas, he incluso encontramos arroz con una mayor cantidad de vitamina A.

También existen en ciertos países mascotas a las que se les ha frenado el metabolismo de su principal alérgeno, flores con mayor fragancia y variedad cromática, medicinas producidas por OGM’s y terapias con virus modificados para tratar ciertas enfermedades.

Pongamos un ejemplo de OGM que está, o estará, en el mercado: los tomates. El primer OGM comercializado fue el FlavrSavr, un tomate que retrasaba su fecha de recolección y mejoraba su sabor y textura. Poco después se mejoró para que resistiera mejor al transporte y almacenaje sin estropearse ni madurar demasiado pronto.

En la India se están trabajando con unos tomates a los que han conseguido cruzar con el gen de un hongo, que consigue que sus hojas creen más cera en su superficie, y resistan las sequías. E incrementan la cantidad de hierro de sus frutos.

Lo último en tomates son unos morados a los que, al introducirle dos genes de boca de dragón (una florecilla Mediterránea), aumenta la producción de antocianinas en el tomate, lo que le da el peculiar color. Además, las antocianinas son antioxidantes naturales y que demuestran tener propiedades antiinflamatorias y antitumorales. Una mejora nutricional considerable.

Están siendo testados para su comercialización y en proceso de implantación.

Porque, no estaréis esperando que éstos productos no sean examinados, analizados y estudiados durante mucho tiempo y suficientes condiciones antes de ser consumidos por un ser humano. Alguno creen pensar que no es así.

tomates
Tomate Mejorado

La Guerra Fría

Ya tenemos información sobre el QUÉ. Ahora, miremos los POR QUÉS.

Los grupos ecologistas usan la desinformación del público y argumentos sin base científica, no basados en evidencias, sino en suposiciones. Sin embargo, los (algunos) científicos no suelen ser mejores, utilizan el principio de autoridad. Esto se traduce en: “yo sé más que tú” y “no entenderías esto”.

Al menos, no todos son iguales, y muchos científicos se esfuerzan en intentar llegar al usuario medio, igual que muchos ecologistas se interesan en conocer la ciencia detrás de la terminología técnica.

Éstos son los principales argumentos:

pros y contras
Pros y Contras según las Partes

¿Quién lleva razón? Todos. Nadie. Mitad y mitad. Todos los argumentos son válidos. Pero existen razones para pensar que los productos transgénicos y OGM’s no son peligrosos de por sí. Tampoco se ha demostrado su invasividad o un efecto negativo sobre el medio ambiente. Antes de comercializar cualquier producto, se someten a numerosas pruebas.

También es cierto que no se puede considerar el impacto de la mayoría de productos en el mercado hasta que han pasado 70 años desde su implantación. Desde algunas drogas, pasando por el tabaco (que se consideraba un medicamento), los cosméticos y llegando a los alimentos. Pero no por eso se han dejado de utilizar hasta que no han existido pruebas fehacientes, o incluso se han seguido comercializando con restricciones, como algunas benzodiacepinas, que se ha demostrado que pueden ser carcinógenos y que influyen en la aparición prematura de alzhéimer. Y, sin embargo, se siguen recetando.

Casi todos los países están regulando sobre éstos temas, tan complicados de tratar, pero difíciles de frenar debido al avance que suponen.

La solución, a mi entender, pasaría por dar toda la información de manera sencilla. TODA la información. Y que el consumidor decida si quiere usar productos mejorados, o los considera un peligro. E intentar dejar de usar argumentos mediocres y demagógicos, y no imponer las ideas a los demás.

0

Adán Correa Álvarez

Fan del gato de Schrödinger. Quiero una nariz superlativa. En esta casa se siguen las reglas de la termo. Dinámica. A veces me hacen falta subtítulos. Complejo. Graduado en Ciencias Químicas porque me gustaba la Investigación. Ahora Investigo cómo encontrar trabajo con las Ciencias Químicas. Mientras tanto, divulgo.

5 comentarios sobre “La Guerra (no tan) Fría de los Transgénicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram
LinkedIn