Kandinsky, el Color y La La Land (I)

La ciencia y el arte están íntimamente relacionados. Si os habéis fijado, la paleta de color de esta página es limitada, porque yo tengo muy poco arte. Básicamente uso una variante de los 3 colores primarios, simplemente porque se me antojó. Bueno, y por hacer sencillo algo muy difícil, que es elegir una buena paleta de color para mis infografías.

Carta de Ajuste
No es la Carta de Ajuste de la Tele, es mi Paleta de Colores.

Nunca le había dado demasiada importancia a la combinación de los colores. Hasta que leí a Kandinsky. Y hasta que vi LaLaLand. Dos hechos que ocurrieron en un espacio de tiempo similar (por casualidades de la vida). Esto me abrió las puertas de un mundo que se conoce como psicología del color. Y al que se llega por la química y física básicas. Porque en mi mente puedo hacer macedonia con los ingredientes que a mi me dé la gana. Sí, estoy como unas maracas.

Así que, hoy, y sin que sirva de precedente, saldré de mi zona de confort (por exigencias del guión) y haremos un repaso de luz y color. Y por tanto, usaré más de 3 colores.

Luz y Color

¿De dónde vienen los colores? Pues si recordamos la portada de The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, la luz se descompone en colores (al atravesar ciertas superficies, como prismas). Por lo tanto, los colores son luz. ¿Y qué es la luz? Gracias por la pregunta, voces de mi cabeza.

La luz es un trocito pequeño (muy pequeño) del espectro de radiación electromagnética, el cual es visible para los humanos. Vamos a desarrollar (un poquito) la luz.

La radiación electromagnética es un tipo de campo electromagnético variable: Es decir, una combinación de campos eléctricos y magnéticos oscilantes, que se propagan a través del espacio transportando energía de un lugar a otro.​ Desde el punto de vista clásico la radiación electromagnética son las ondas electromagnéticas generadas por las fuentes del campo electromagnético y que se propagan a la velocidad de la luz, sin necesidad de un medio material.

Pink Floyd
Pink FLoyd era fan de Newton y el Espectro Electromagnético

La visión en color nos ayuda a recordar objetos y activa nuestras emociones. Pero, los objetos no tienen color. Lo que hacen, en realidad es reflejar las longitudes de onda de la luz. Es el cerebro humano el que los interpreta como colores.

Si la longitud de onda fuese un idioma y el color el mensaje, sería como entender “you’re the one that I want”. Si el cerebro interpreta bien el inglés (la radiación) traducirá la frase correctamente (color correcto). Si lo interpreta mal (por ejemplo, el cerebro de un daltónico), puede entender “ni Juana, ni Juan” (color incorrecto en comparación con lo que entiende la mayoría).

El espectro visible para el ser humano se encuentra entra la luz violeta y la luz roja. Se estima que los humanos pueden distinguir hasta 10 millones de colores. Claro que unos más y otros menos. Yo no diferencio un marrón sucio de un naranja teja, o el blanco roto del blanco cáscara de huevo.

Cuando la luz incide en un objeto, el objeto absorbe parte de dicha luz y refleja el resto, que entra en el ojo humano a través de la córnea, la parte más exterior del ojo. La córnea inclina la luz hacia la pupila, que regula la cantidad de luz que llega al cristalino. Este, a su vez, enfoca la luz en la retina, la capa de células nerviosas situada en el fondo del ojo.

Aquí es donde existen millones de células especializadas en detectar las longitudes de onda procedentes de nuestro entorno. Estas células son llamadas conos y bastones por su forma en un alarde de originalidad. Recogen los diferentes elementos del espectro de luz solar y las transforman en impulsos eléctricos, que son enviados al cerebro. En la corteza visual, que se halla en el lóbulo occipital, se hace consciente la percepción del color.

Los conos son los responsables de la visión del color y se cree que hay tres tipos de conos, sensibles a los colores rojo, verde y azul, respectivamente. Dada su forma de conexión a las terminaciones nerviosas que se dirigen al cerebro, son los responsables de la definición espacial. También son poco sensibles a la intensidad de la luz.

Teoría del Color

Los antiguos griegos consideraban que había cuatro colores básicos que coincidían con los cuatro elementos: la tierra (ocre), el cielo (azul), el agua (verde) y el fuego (rojo). El blanco y el negro representaban la luz del día y la oscuridad de la noche.

El sistema de cuatro colores está formado por los primarios amarillo, verde, azul y rojo, y fue sustentado por Alberti en 1436. Leonardo da Vinci apoyó este modelo en 1510, aunque dudó en incluir al verde al observar que éste podía obtenerse mezclando azul y amarillo. Así surge el modelo RYB (rojo-amarillo-azul).

RYB

En arte, diseño gráfico y otras disciplinas (en química afirmo que así es) se usa aún este esquema de colores primarios. Tanto para explicar fenómenos de absorción y emisión, como para hacer diseños visualmente atractivos a través del círculo cromático. Estos cuatro colores han sido considerados en muchas ocasiones como “los colores primarios psicológicos”.

Isaac Newton descubrió que la luz blanca puede dividirse en sus colores componentes mediante un prisma (a ver, que se sabía de antes, pero lo escribió él, y luego Pink Floyd lo plagió) y encontró que cada color puro se caracteriza por una refractabilidad específica. Esto significa que el prisma lo desvía de manera diferente, y por eso se separan. Su circulo cromático se basaba en el espectro en línea recta que veía en la sala oscura. Por eso tiene 7 secciones de diferente amplitud.

Círculo Cromático de Newton
Círculo Cromático de Newton

En su libro Teoría de los colores, el poeta y científico alemán Goethe, propuso un círculo de color simétrico, el cual comprende el establecido por Newton y los espectros complementarios. Es la primera vez que se habla de colores complementarios: rojo-verde, naranja-azul y amarillo-violeta. Sigue el modelo RYB de representación. Goethe proponía ya en su época, que el color en realidad depende también de nuestra percepción, en la que se halla involucrado el cerebro y los mecanismos del sentido de la vista.

Círculo Cromático de Goethe
Círculo Cromático de Goethe

El químico y filósofo alemán Ostwald propuso que una teoría que consta de cuatro sensaciones cromáticas elementales (amarillo, rojo, azul y verde) y dos sensaciones acromáticas intermedias.

RGB

Cuando se estudia la luz y la percepción de ésta por los conos del ojo, se obtiene que los colores primarios de la luz son rojo, verde y azul (modelo RGB). Es un modelo de color aditivo; todos los colores posibles que pueden ser creados por la mezcla de estas tres luces de color son aludidos como el espectro de color de estas luces en concreto. Cuando ningún color luz está presente, se percibe el negro.

Los colores primarios de luz tienen aplicación en los monitores de un ordenador, televisores, proyectores de vídeo y todos aquellos sistemas que utilizan combinaciones (adición) de materiales que fosforecen en el rojo, verde y azul.

Los colores “primarios” son ficticios: son conceptos idealizados utilizados en modelos de color matemáticos que no representan las sensaciones de color reales o incluso los impulsos nerviosos reales o procesos cerebrales. Vamos, que no hay un verde o un rojo perfecto, depende de la percepción de cada uno.

CMYK

Para la creación de tintas y pinturas, no es aplicable un modelo de emisión de luz, por lo que se trabaja en un sistema de absorción, que es sustractivo (sus colores juntos dan negro). El modelo CMY (cian-magenta-amarillo) trabaja en colores secundarios.

El negro generado por la mezcla de colores primarios sustractivos no es tan denso como el color negro puro (uno que absorbe todo el espectro visible). Por esto, al CMY original se ha añadido un canal clave (key), que normalmente es el canal negro, para formar el espacio CMYK. Es el sistema de las impresoras de cuatro colores. De eso hablaré otro día que es un tema interesante.

El color que una persona ve en una pantalla de computador difiere del mismo color en una impresora, debido a que los modelos RGB y CMY son distintos. El color en RGB está hecho por la reflexión o emisión de luz, mientras que el CMY, mediante la absorción de ésta.

EL Círculo Cromático en el Arte

El círculo cromático es una excelente herramienta para establecer diferentes características de los colores. Se usa el modelo tradicional RYB por tradición y por utilidad, ya que separa intuitivamente en fríos y cálidos, claros y oscuros.

Los colores cálidos dan sensación de actividad, de alegría, de dinamismo, de confianza. De superficie y presencia. Los colores fríos dan sensación de tranquilidad, de seriedad, de distanciamiento. De profundidad.

Los colores claros inspiran limpieza, juventud, jovialidad, mientras que los oscuros inspiran seriedad, madurez, calma.

Coordenadas del Color

  • Croma:  es el color en sí mismo. Existen tonos cálidos o tonos fríos. El verde si tiene más cyan que amarillo, tendría una tendencia a ser frío, y si tiene más amarillo parecería ser más cálido.
  • Tono: un tono se genera a partir de la variación hacia blanco (luminosidad) o hacia negro (sombra) de un único color.
  • Saturación: constituye la pureza del color respecto al gris, y depende de la cantidad de blanco que presente. Cuanto más saturado está un color, más puro es y menos mezcla de gris posee.

 

Parámetros del Color
Parametrizando el Color

Combinaciones que hacen que no te quieras sacar los ojos

Existen dos maneras de que las combinaciones de colores no duelan a la vista:

  • Armonía: dominan en la composición gamas de colores que tienen características comunes. Tienen tonalidades similares y están adyacentes entre sí en la rueda. Son combinaciones, agradables y cadenciosas por naturaleza. Pueden producir un efecto monótono, estático y predecible.
  • Contraste: modifica el modo en que se perciben los colores en interacción, produce un efecto vibrante y diferenciador. Por eso, hay que equilibrar dentro del diseño las tensiones que se producen de la interacción de estos colores de características opuestas. Son combinaciones más dinámicas, llamativas e interesantes, pero también más complicadas de armonizar.

Las combinaciones más comunes

  • Colores Monocromáticos: se combinanmatices y valores claros y oscuros de un solo color (que domina la composición). Es un diseño minimalista, sobrio, y muy sencillo de armonizar al ser tan uniforme.
  • Colores Análogos: también conocido como gamas múltiples. Se combinan varios tonos consecutivos del círculo cromático. Es un diseño de variaciones graduales, muy equilibrado y armónico (pero predecible).
  • Colores Análogos Alternos: se combinan dos tonos próximos en el círculo cromático obviando el tono intermedio (análogo) entre ellos.
  • Colores Complementarios: se combinan dos colores opuestos en el círculo cromático. La interacción entre colores complementarios hace que estos sean percibidos como más intensos y vibrantes. Cuando ambos colores están saturados al máximo, el efecto de contraste es más fuerte y si se emplea sin mesura puede pasarse de llamativo y resultar desagradable a la vista.
  • Tríada de Colores Equidistantes: 3 colores situados a la misma distancia entre sí dentro del círculo cromático dando lugar a un triángulo equilátero imaginario. Se trata de un diseño en el que ninguno de los tres colores se asemeja entre sí en tono. La armonía de este esquema multicolor reside en mantener las distancias equidistantes entre tonos.
  • Colores Complementarios Divididos: se combina un tono junto a los dos colores adyacentes de su complementario. Es como una díada de colores análogos alternos a la que se añade el color complementario de su mezcla.
  • Tétrada de Colores: manteniendo la norma de la equidistancia en la tríada, se puede aumentar el número de colores empleados y dar lugar a combinaciones de cuatro (tétrada) o cinco colores equidistantes que formen un cuadrado o pentágono imaginario respectivamente.
  • Tétrada de Colores Complementarios: se combinan dos díadas de colores análogos o análogos alternos junto a sus complementarios. Es decir, en un esquema de dobles complementarios se combinan dos parejas de colores complementarios. Dan lugar a una X achatada imaginaria. El diseño es multicolor, variado, vibrante, pero más complicado de armonizar que otros esquemas.

Existen combinaciones como personas y expresiones. Yo no soy artista (dios me libre de mancillar las artes con mi mal gusto), pero me interesa el arte como espectador. Como admirador. Incluso el abstracto (a veces). Y no sabía explicar por qué hasta que leí a Kandinsky.

Seguir Leyendo la Segunda Parte ⇒

 

0

Adán Correa Álvarez

Fan del gato de Schrödinger. Quiero una nariz superlativa. En esta casa se siguen las reglas de la termo. Dinámica. A veces me hacen falta subtítulos. Complejo. Graduado en Ciencias Químicas porque me gustaba la Investigación. Ahora Investigo cómo encontrar trabajo con las Ciencias Químicas. Mientras tanto, divulgo.

5 comentarios sobre “Kandinsky, el Color y La La Land (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
LinkedIn