Incendium

Si habéis visto QUO VADIS, sabréis que a Nerón le encantaba la lira y prenderle fuego a Roma. Aunque comparto su afición por la música, la piromanía no está entre mis hobbies. Aun así, hoy vamos a hablar de llamas. Y no, no de estas llamas…

llama en llamas llama a llama en llamas

El Fuego

Hablamos del fuego. Alguna vez os he contado cómo se crea (tanto en explosiones como en dragones): necesitas un combustible, un comburente y energía. Es el llamado triángulo de fuego.

Cuando encendemos un mechero el combustible es la gasolina o el alcohol, el comburente es el oxígeno del aire, y la energía de iniciación la chispa que hace la piedra del mechero. En una vela el comburente sigue siendo el aire, pero el combustible es la cera y el cabo y la energía la aporta la llama de un mechero o una cerilla.

Es un proceso exotérmico (desprende energía en forma de calor), y se observa una emisión de luz, que puede llegar a ser intensa.  La llama es provocada por la emisión de energía de los átomos de algunas partículas que se encuentran en los gases de la combustión, al ser excitados por el intenso calor generado en este tipo de reacciones.

triangulo

Las Velas y las Llamas

Michael Faraday fue el primero en publicar un estudio científico sobre la llama y su estructura, en 1908 con The Chemical History of a Candle. Mediante unos sencillos experimentos identificó tres zonas en la llama.

The Chemical History of a Candle también fue el título de una serie de seis conferencias sobre los aspectos físicos y químicos de la llama que Faraday ofreció durante 35 años en el Royal Institution y que fueron impresas en un libro. De algo tendría que sacar un dinerillo extra el hombre, que la ciencia, como sabéis, no da para hacerse rico.

La conferencia describe las diferentes zonas de combustión en la llama de una vela, y la presencia de partículas de carbón en la zona luminosa.

vela

Zonas de la llama:

  • ZONA INTERNA O FRÍA: la cera de la vela se vaporiza alrededor de la mecha, creando una zona en la que lo único que hay es gases combustibles. No hay llama porque no hay aire en esa zona. A esta zona también se le denomina zona fría o zona oscura ya que en ella no se emite luz.
  • ZONA INTERMEDIA: en la zona interna el combustible comienza a mezclarse con el oxígeno circundante permitiendo su combustión. Es la región en la que la temperatura es muy elevada de forma que emite luz.
  • ZONA EXTERNA: en ella predomina el oxígeno circundante, por lo que los radicales libres formados en las zonas de mayor temperatura se combinan con el oxígeno completando la oxidación o bien escapando en forma de hollín.
  • ZONA INFERIOR: Estudios más recientes han permitido observar que las llamas de difusión presenta zonas en las que su combustión se asemeja a las llamas de premezcla (como mecheros) en aquellas zonas que mejor aporte de oxígeno tienen, en la zona inferior y en la capa más externa, apreciable a simple vista ya que presentan características comunes como poca luminosidad y color azulado.

VELA EN PARTES

La reacción concreta dependerá de os combustibles y comburentes implicados. Normalmente los productos finales mayoritarios de ésta reacción de combustión son CO2 y agua, y el oxidante, el oxígeno del aire.

¡Tened cuidado, que con quien fuego juega, se quema!

0

Adán Correa Álvarez

Fan del gato de Schrödinger. Quiero una nariz superlativa. En esta casa se siguen las reglas de la termo. Dinámica. A veces me hacen falta subtítulos. Complejo. Graduado en Ciencias Químicas porque me gustaba la Investigación. Ahora Investigo cómo encontrar trabajo con las Ciencias Químicas. Mientras tanto, divulgo.

Un comentario sobre “Incendium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram
LinkedIn