Cafeína y teína. ¿Cuál es la diferencia?

A ti también te habrá pasado. Estás tranquilamente desayunando en compañía y, de repente, alguien suelta un comentario del tipo: hummmm… hoy estoy un poco nervioso, mejor me pido un té, que no lleva cafeína.

Incluso quizás hayas sido tú quien haya hecho semejante afirmación, no importa, lo que está claro es que la teína es más beneficiosa que la cafeína, ¿no? En realidad, esto no es del todo cierto.

Te presento a las moléculas de cafeína y de teína:

 

Son muy parecidas, ¿no crees? No sigas buscando las diferencias, la molécula de cafeína y la de teína son exactamente iguales. Son la misma cosa. Probablemente te estarás preguntando: entonces… ¿Por qué no se llaman igual?, ¿eh? Tranquilo, hagamos un breve repaso histórico para aclarar este asunto.

Breve historia

Resulta que en 1819 Friedlieb Ferdinand Runge aisló una sustancia a partir del café a la que llamó Kaffein (efectivamente: la cafeína). Años más tarde un tal Oudry aisló la teína a partir del té, pero no se podía imaginar que poseía la misma estructura que la cafeína y, por tanto, se consideraban sustancias diferentes.

Este error se ha extendido hasta el día de hoy y es por eso por lo que se nombren de forma distinta según la planta de la que provienen. No fue hasta tiempo después que Berzelius se dio cuenta de que ambas sustancias poseían propiedades sospechosamente parecidas. Este hallazgo motivó la realización de diversos estudios que demostraron que se trataba de la misma sustancia.

Señores de bien
Señores de bien

La cafeína es un alcaloide, es decir, una sustancia nitrogenada producida a partir de aminoácidos por el metabolismo de ciertas plantas.

La mayor parte de los alcaloides tienen efectos fisiológicos en los animales y actúan sobre el sistema nervioso central, por lo que se suelen usar en la industria farmacéutica. Algunos alcaloides conocidos son la cocaína, la nicotina, la morfina, etc.

Alcaloides
Alcaloides

Bueno y…

¿Qué hace la cafeína exactamente?

Los efectos de la cafeína sobre el organismo son entre otros:

  • Diurético
  • Estimulante del músculo cardiaco
  • Estimulante del sistema nervioso central: mejora el ánimo, la concentración y mantiene el estado de vigilia (¿quién no se ha tomado un café para mantenerse despierto?)
  • Relajante muscular suave
  • Estimula la secreción del ácido gástrico

La cafeína está presente en más plantas además del té y el café. Se encuentra también en el cacao, la nuez de cola, la guaraná y la yerba mate. A la cafeína presente en estas dos últimas se suele denominar guanina y mateína, respectivamente, porque al igual que ocurría con la teína, se pensaba que eran sustancias diferentes.

Entonces… ¿Es lo mismo tomarse un té que un café?

Aunque ambos contengan cafeína, los efectos fisiológicos que produce el té no son los mismos que los del café. Y tú me dirás…: ¿En qué quedamos? ¡¿No habíamos dicho que eran EXACTAMENTE IGUALES?!

Que no cunda el pánico. Hay que tener en cuenta que el té y el café están compuestas también por otras sustancias. Por ejemplo, el té contiene teofilina, que es un alcaloide que actúa como broncodilatador. Así que, los efectos que se producen en tu cuerpo tras tomarte una taza de café o té no sólo son debidos a la presencia de cafeína.

Además, estas otras sustancias pueden interactuar con la cafeína y alterar los efectos fisiológicos que produce sobre el organismo: los polifenoles presentes en el té frenan la acción de la cafeína, dando lugar a que su efecto sea más lento y menos intenso que en el caso del café.

También hay que tener en cuenta que la concentración de cafeína varía en función de la bebida. Es decir, no hay la misma cantidad de cafeína en una taza de café que en una taza de té. Para que te hagas una idea, los miligramos de cafeína presentes en 100 g ramosde diferentes bebidas son los siguientes:

Concentración de Cafeína
Concentración de Cafeína

Sin embargo, estos datos son orientativos ya que la concentración de cafeína va a variar en función del tipo de café o té y de su preparación.

Espero que te haya quedado claro que, aunque la cafeína y la teína son lo mismo, no es lo mismo (¡viva la redundancia!) tomarse un té que un café. Así que, elige la bebida que más te guste, y disfruta de un buen desayuno.

0

3 comentarios sobre “Cafeína y teína. ¿Cuál es la diferencia?

  • el 10/14/2018 a las 10:22
    Permalink

    Claro y conciso. Me ha encantado y me ha aclarado muchas cosas. Muy bien.

    Respuesta
  • el 11/20/2018 a las 12:32
    Permalink

    Revisen las unidades del gráfico. En mg cada 100 mg está seguramente equivocado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
LinkedIn